Tionio Crianza 2015

13.95 

Para los romanos “un vino de Tionio” quería decir el más puro. Ésta es la esencia y objetivo de la casa: la pureza. La Denominación de Origen está ubicada en los márgenes del Alto Duero, en el corazón de Castilla. La Ribera del Duero tiene unas 22.000 hectáreas de viñedo repartidas entre diferentes municipios de las provincias de Burgos, Valladolid, Soria y Segovia. La Ribera, con una altitud media que supera los 800 metros, tiene un clima continental, con temperaturas extremas en verano y en invierno, propensión a las heladas y muy a menudo sufre largas sequías en los calurosos veranos. La región está al límite del cultivo de la vid.

Descripción

Bodegas Tionio.

D.O. Ribera del Duero.

Tinta Fina.
12 meses en barrica crianza en barricas nuevas de roble francés y americano.
Ficha de cata
Rojo picota con ribetes violáceos.
Aroma complejo, con matices de frutos silvestres  maduros, toques de cacao y especias.
En boca es delicado y amplio, taninos redondos y larga persistencia, armonía de la elegancia y la madurez de la Tinta Fina.
Fermentación a temperatura controlada, en depósito de acero inoxidable de 12.500 litros. En la elaboración se trabaja con vendimia en cajas pequeñas, mesa de selcción, premaceración en frío, maceración y fermentaciones malolácticas, hasta la crianza en barricas de roble Allier con una antigüedad máxima de 3 años.
Caza mayor, Carnes rojas a la parrilla, Caza de pluma, Legumbres, Civet, Quesos curados, Cerdo asado.

Información adicional

Peso 1.5 kg

Bodega

Tionio es de esas bodegas que despertaron interés discretamente, que fue descubierta por los mejores aficionados gracias al elevadísimo nivel de su trabajo y que empieza a ser imprescindible en las cartas de los mejores restaurantes del país.

Se basa en un proyecto vitícola singular, con rendimientos anormalmente bajos, con un nivel de selección salvaje y unos niveles de franqueza, de pureza auto-exigidas difícil de encontrar.

Esta casa mantiene y mantendrá su vocación de servir a los aficionados. No se han incrementado los precios por encima del coste de la vida ni siquiera en los últimos años, en los que la demanda supera ampliamente la producción que somos capaces de elaborar al nivel que nos hemos marcado.
Bodegas Tionio, ubicadas en la finca Pago de Casar, se encuentran en Pesquera de Duero. Sus viñedos están en la finca La Asperilla, en Peñafiel. La filosofía de elaboración es la de producir la mejor expresión de cada añada.

En la finca La Asperilla, de 20 hectáreas de Tinta Fina y 2 de Cabernet Sauvingon, se dan grandes variaciones de temperaturas entre el día y la noche (en verano puede variar de 32ºC durante el día a 6ºC la misma noche). Todo esto se transforma en color y aromas extraordinariamente intensos. Generalmente, las viñas capaces de sobrevivir en estas condiciones tan extremas producen vinos de capa alta, profundamente aromáticos y excelentemente estructurados, con una gran concentración, estilo y longevidad.

Predominan suelos calizos y gravosos. El viñedo, tiene una densidad de plantación elevada que permite aumentar la competencia entre plantas, regulando de forma natural el vigor. El clon utilizado es de rendimientos bajos con un grano de uva pequeño y un adelantamiento de la maduración. El resultado son: compuestos fenólicos altos, madurez óptima, alto color y estructura elevada. En la elaboración se trabaja con vendimia en cajas pequeñas, mesa de selección, premaceración en frío, maceración y fermentaciones malolácticas, hasta la crianza en barricas de roble Allier con una antigüedad máxima de 3 años.

Destacable

Están transformando sus viñas para un cultivo con criterio ecológico y pensando zona a zona en cómo actuar más allá de las certificaciones actualmente vigentes. La reducción de rendimientos es un asunto fundamental que claramente afecta a la sostenibilidad, riqueza e integración en el ciclo natural de su actividad y es un asunto que no se ha abordado con la suficiente profundidad. Han descubierto que, con compromiso, los criterios de elaboración orgánica lejos de suponer un inconveniente, acentúan la singularidad, la originalidad y la pasión que ponen en su trabajo. La ilusión por enriquecer la vida de los suelos que trabajan se está convirtiendo en una saludable obsesión. Saben que de ahí surge una parte fundamental de la magia.

Actúan también en campos relacionados con el embalaje, reduciendo en la medida de lo posible el uso de productos derivados del petróleo, la reducción de residuos, la reducción en el uso de combustibles fósiles, la conservación de temperaturas utilizando métodos naturales para reducir consumos y la transformación a renovable de la energía necesaria.

Hace unos años llegaron a la conclusión de que “tenemos que interpretar a la Naturaleza más que intentar dominarla. Somos responsables de la riqueza de sus suelos y de la limpieza y futuro de su entorno no sólo porque imaginemos un futuro mejor para nuestros hijos, sino también porque hemos comprobado muy claramente que la singularidad, originalidad, autenticidad, nivel técnico y sentimiento de nuestro trabajo mejora sustancialmente”. Las incertidumbres acerca de la evolución de lo que se está definiendo como cambio climático serían más que suficientes para que todos los habitantes de la Casa hiciéramos un esfuerzo definitivo, pero no se cansaré de decir que debemos convencer con todos los argumentos posibles también a los que con motivo puedan conservar cierto escepticismo. La belleza natural de maravillosos parajes de nuestro planeta no debería verse afectada por los millones de toneladas de plástico que se han propagado por el planeta como una plaga. Los niveles de polución que se sufren en muchos lugares del mundo no sólo afectan al clima o al medioambiente, son un asunto de salud pública y de higiene y por lo tanto, de civilización y cultura. No hay una sola cultura que no aprecie la pulcritud y la higiene. Sin darnos cuenta hemos acabado tolerando en los espacios comunes lo que no se nos pasaría por la cabeza aceptar para nuestras propias casas”.